lunes, enero 02, 2006

Las negras acciones de Coca Cola


La empresa Coca Cola se ha convertido en la mas despiadada multinacional a la hora de hacer dinero. Entre los no muy conocidos delitos de esta empresa, esta el asesinato de sindicalistas por todo el mundo. Se la denuncia de violencia, el incumplimiento de las leyes laborales, los abusos, el financiamiento y su participación en la oposición a gobiernos democráticamente elegidos, para alcanzar sus fines económicos.


Un claro ejemplo de la despiadada e inhumana expansión de Coca-Cola está en Guatemala en donde desde el mismo momento en que se empezó a construir el sindicato de trabajadores de Coca-Cola en 1968 hasta 1980 fueron asesinados seis de sus dirigentes y desaparecidos otros cuatro.

En la década de los 80’s se fortalecen las medidas neoliberales. Entre ellas la ola expansiva de las privatizaciones y el festín de las empresas transnacionales que, como buitres, acechan los gobiernos para comprar todas las empresas, recursos y bienes. Los derechos de los trabajadores fueron disminuyendo para engrosar las ganancias de las grandes empresas. Los sindicatos se convirtieron en su enemigo a vencer. La Compañía Coca-Cola incluso se alió con ejércitos y grupos paramilitares en Colombia.

En 1993 Coca-Cola se avoraza sobre las embotelladoras y empieza a comprar las que no están bajo su propio dominio, con la intención de disponer de mayor patrimonio y dominar la fabricación, en particular en zonas de Sudamérica.

Actualmente la Coca Cola Company utiliza hojas de coca en su famosa fórmula 7 X, para lo que cada año importa más de 500 tonelada de hoja de coca desde Perú y Bolivia. La expansión mundial de la Coca-Cola se hizo posible al agresivo comportamiento de la transnacional en el momento de imponer el consumo por encima de cualquier hábito cultural de los pueblos.
Coca cola es un imperio, su objetivo es vender tanta coca cola como en el mundo pueda beber.
Demasiado abuso de poder

La compañía coca cola esta valorada en 1500 billones (mas que Pakistán) y, funciona con la siguiente filosofía: vender tanto como sea posible, el mayor precio posible y pagando lo menos posible para producir las gaseosas. El conflicto con trabajadores y comunidades es inevitable.
“Dasani”, la marca de agua que coca cola embotella y que se lanzó recientemente al mercado en el reino unido, resultó ser agua del grifo, con pocos minerales adicionados. Después de su corta aparición en el mercado, la producción de estas botellas tuvo que ser retirada del consumo público debido que después de una investigación se encontró un grupo de minerales potencialmente cancerígenos.

En Colombia la Coca Cola Company ha generado el asesinato desde 1994 por paramilitares de 9 trabajadores, el exilio de 2, el desplazamiento forzado de 48, amenazas de muerte contra 67, encarcelamiento por falsas acusaciones contra más de 15 obreros por los calumniosos señalamientos de funcionarios de Coca Cola, quienes los acusan de terroristas y delincuentes, estigmatizando y satanizando la actividad sindical. Uno de ellos, Isidro Segundo Gil fue asesinado dentro de la misma planta embotelladora. Los paramilitares entraron en la misma, localizaron a Isidro y le asesinaron en frente de sus compañeros. Su esposa que denunció los hechos y exigía justicia también fue asesinada. Las embotelladoras de coca cola en Colombia tienen un proceso abierto en los tribunales de Estados Unidos. La demanda fue presentada conjuntamente por los sindicalistas colombianos y los trabajadores del acero de los estados y del fondo internacional de los derechos laborales. Se acusa a la compañía de impulsar y financiar grupos paramilitares, que tienen la misión de matar, secuestrar, torturar y desaparecer sindicalistas.

La casa matriz de Coca cola ha dicho que ellos no están involucrados en estos asesinatos, ya que en las plantas embotelladoras son entidades supuestamente independientes y diferentes a la compañía. Sin embargo, las plantas son una franquicia de coca cola; y coca cola FEMSA (embotelladora que opera en Colombia) es propiedad de Coca Cola Company en un 46% y comparten muchos miembros comunes en la junta directiva de las dos empresas. Las amenazas a los sindicalistas y trabajadores continúan hoy en día. En abril 2004 la familia de un líder sindicalista de Coca Cola fue asesinada. En el mismo mes, treinta sindicalistas hicieron una huelga de hambre afuera de la planta porque la empresa había despedido a mas de 1000 trabajadores, violando así la convención colectiva de trabajo.

Pero lo más terrible de la estrategia de la transnacional para aumentar sus beneficios, es el decidido propósito de eliminar el sindicato, como interlocutor social, a través de los asesinatos, las amenazas y el uso recurrente de la fuerza y la intimidación. El Estado Colombiano en una muestra de complicidad con las multinacionales, no ha investigado, juzgado, ni sancionado a los causantes de tanto horror.

También en otros países -como Guatemala, Filipinas, Pakistán, India, Israel, Venezuela, etc.- el movimiento social ha denunciado a Coca-Cola por utilizar, directamente o a través de sus filiales, la violencia, el incumplimiento de las leyes laborales, los abusos, el financiamiento y su participación en la oposición a gobiernos democráticamente elegidos, para alcanzar sus fines económicos.

El 8 de agosto de 2001, Coca-Cola fue condenada a pagar 192,5 millones de dólares en Estados Unidos por discriminación racial de trabajadores y trabajadoras afroamericanos. Se trataba del caso de mayor envergadura en la historia de Estados Unidos.

Metiendo las narices donde no deben

En Kerala, al sur de India, la Hindustan Coca Cola Beverage Company (la empresa de coca cola india) abrió una fábrica que usa agua intensivamente en una región propensa a sequía. Los resultados fueron catastróficos: usando el agua subterránea de la región, la empresa ha causado un problema gigante en la región. Los habitantes dicen que la empresa ha robado su agua; como consecuencia miles de personas han sido afectadas, campesinos perdieron sus cultivos, se generó desempleo y el agua del pueblo se ha vuelto imbebible por la contaminación. Para obtener agua potable los habitantes tienen que andar hasta 7 kilómetros. La compañía ha ignorado completamente los derechos democráticos y ha desafiado al consejo de la localidad, que después de dar una licencia a coca cola para operar, decidió no renovarla debido al perjuicio ya causado. Coca cola los ha demandado, sosteniendo que el consejo tiene un derecho democrático para dar una licencia, pero no para negarla o suspenderla.

Según la emisora británica BBC, Coca-Cola contaminó en el año 2003 grandes superficies agrícolas en el sudoeste indio con productos químicos altamente tóxicos y en parte cancerígenos, como el plomo y el cadmio.

En Perú, los trabajadores de las embotelladoras hicieron una huelga de 2 días para protestar contra de los despidos en Mayo 2004.

En Venezuela, los trabajadores fueron obligados a firmar la llamada derechista EEUU para hacer una nueva elección las reformas sociales del gobierno Hugo Chavez, esta se convirtió en requisito para mantener los empleos.
En el sur de México coca cola están en complicidad con Monsanto esta involucrada en la privatización del agua de diferentes regiones.

Por medio de estrategias publicitarias perversamente diseñadas para cubrir sectores infantiles y juveniles de la población, y una política comercial que no ha vacilado en asumir el terror y el crimen como instrumentos para impedir la organización y la movilización de los trabajadores, Coca-Cola ha llegado a todo el mundo y multiplicado sus ventas y sus ganancias.

1 comentario:

Freddy Castellanos dijo...

La idea completamente correcta, coca cola una de las banderas más representativas del imperialismo, flamea clavada en el pecho de tantos muertos. Cómo después de todo ofician la muerte, como verdugos.

La hoja de coca milenaria, lícita para la coca cola, he ilícita para el pueblo que la consume y lo ha consumido siempre.
Lo más terrible de esto es que este tipo de historias y como todo lo que dijiste y contaste, están enterradas. Vale la pena ponerla a la luz, denunciarlas y como siempre dije vale la pena hacer el pacto de no gusano, y no consumir "es lo menos" la coca cola.

En la vida es ahora, no hay regresos, ahora es el momento, levantar el puño y proclamar