viernes, marzo 21, 2008

"IRAQ: El valle de los lobos" La película prohibida por EE UU

A propósito del quinto aniversario de la guerra en Iraq, resulta imperioso no olvidar las atrocidades que ha cometido -y sigue cometiendo- el ejército estadounidense.

Las noticias sobre muertes en Iraq cada vez pasan más desapercibidas. Al parecer nos estamos olvidando de lo que allí está sucediendo. EE UU está librando en ese territorio la segunda guerra más larga de su historia tras la de Vietnam. El ejército estadounidense lleva un lustro persiguiendo una victoria que nadie ha definido en que cosiste y que ha costado la vida a más de 150.000 iraquíes, ha provocado el éxodo de dos millones de ellos y ha sido, también, el fin de los días de más de 4.000 soldados de EE UU. 

Así que para recordar, en imágenes más que en palabras, les recomiendo que vean la película "IRAQ: El valle de los lobos" dirigida por Serdar Akar. 

La película evoca un hecho real: el arresto, el 4 de julio de 2003, de once miembros de las fuerzas especiales turcas por el ejército de Estados Unidos, ocurrido en Suleimanieh, al norte de Iraq. Los once soldados turcos fueron esposados y los estadounidenses les cubrieron la cabeza con sacos de yute. Después de haber sido interrogados durante varios días fueron liberados sin que se les diera la menor explicación. Este incidente de las capuchas, que supuso una humillación para el pueblo turco, sirve de punto de partida a la historia de "Kurtlar vadisi - Iraq". Antes de suicidarse, un oficial turco traumatizado por el tratamiento sufrido envía una carta de adiós a su amigo Polat Alemdar. Polat parte inmediatamente para Iraq con el fin de vengar a su amigo. Su objetivo es encontrar a Sam William Marshall, el responsable estadounidense del "caso de los sacos de yute". En Irak descubrirá una verdadera pesadilla…

Esta película tuvo un presupuesto de 10 millones de dólares lo cual la convierte en la producción más costosa que se haya llevado a cabo en Turquía. El filme ha tenido una gran aceptación en Turquía donde batió todos los récords y vendió más de 228.000 entradas el día del estreno. Incluso, a pesar de lo rompedora que es respecto a la temática, se vendió a varios países europeos para estrenarla en salas comerciales, lugares como Alemania y Bélgica donde residen muchos inmigrantes turcos.
Ficción y realidad
A pesar de que se trata de una película de ficción, se recrean eventos reales, además de la escena inicial, como por ejemplo la secuencia en que un grupo de iraquies detenidos aleatoreamente por los americanos son transportados hacia Abu Graib en un contenedor sellado y están en peligro de morir sofocados, un soldado dispara sobre el contenedor "para hacer agujeros para que el aire entre", pero muchos detenidos mueren o son heridos por esos disparos. Un evento similar ocurrió en Afganistán después de la batalla de Mazar-i Sharif el 9 de noviembre de 2001, con los soldados talibanes dentro del contenedor, tal como se describió en el documental de Jamie Doran titulado la Masacre de Mazar.

Otra escena recoge la masacre cometida por los soldados invasores en una boda, en la que irrumpe tiroteando a todo el mundo. La escena se inspira en un comentado crimen de guerra en Mukaradeeb, 19 de mayo de 2004, donde los americanos irrumpieron tambien en una boda masacrando a un número todavía indeterminado de civiles.
También aparecen las torturas cometidas por los “técnicos en interrogatorios” judios y norteamericanos en la prisión de Abu Graib.

La censura llega del imperio

La película, lógicamente, despertó en su estreno cierta polémica en algunos países donde ha sido criticada de antiamericana y antisemita. 

En Alemania las voces conservadoras se levantaron efervescentes ante las imágenes que mostraba la película. De hecho llamaron al boicot de la cinta en todos los cines de Baviera, aunque se mantuvo en otras zonas. 

De hecho en algunos países como EEUU e Israel ha sido prohibida, y la escasa publicidad que ha tenido en occidente, y también en los países latinoamericanos, es fruto de esa censura imperialista. Solo por esa razón merece la pena verla, pero es que además presenta otro punto de vista, sobre la invasión de Iraq, y sobre la verdadera naturaleza del ejército estadounidense y su afán imperialista.

Claves:

-  Es la primera película, que yo conozca, en la que se representa a los estadounidenses como los nazis de la Segunda Guerra Mundial en las películas de Hollywood. 
-  Muchas de las secuencias más terribles están documentadas en infinidad de archivos. 
- El guión está muy bien trabajado. Los diálogos son potentes, llevan una fuerte carga connotativa mostrando en ambos lados el pensamiento fundamentalista cristiano así como el islámico. Profundiza en los hechos haciendo que entendamos claramente las motivaciones de cada uno de los personajes. 
- El montaje junto con la banda sonora hace que resulte tremendamente dinámica y dramática. Todo en la película está puesto por algo, nunca pierde el ritmo. 

Fuertemente recomendada. 
Mira el trailer en Youtube

3 comentarios:

Carla Badillo Coronado dijo...

Estu:

Gracias por tu comentario, y sobretodo por avisarme de esta película que sin duda tiene referentes muy acertados sobre el abuso del gobierno estadounidense y su ejército. Me da la impresión que el film está muy bien trabajado, y basta la prohibición de pasarla en EEUU, para saber que tiene cosas interesantes y ciertas. Me alegro que hayas actualizado el blog.
Un abrazo.

LOLA dijo...

.....Y EL DVD PIRATA YA ESTÁ?
DÓNDE? DÓNDE?

LOLA CIENFUEGOS

observais dijo...

jajaja... de donde salio el comentario de lola???
bueno si quiere le pasamos una copia del dvd,
mmm, bueno cuando me lo devuelvas brother!

--- muy bien hecho el blg ---
pero la idea de q cada guerra tenga su rambo nativo me asusta, no se si la vía armada solucione algo en este planeta, talvez un william wallace o un rumiñahui, nos puedan contar sus puntos de vista sobre lo emocionante de estar en el campo debatalla y si creen q fueron un aporte para la humanidad...

saludos